UNIDOS Naturales
Creamos nuestro
Uruguay 100% orgánico

La Quínua - desde la semilla hasta el pan natural con tus propias manos. Autosuficiencia fácil. (Duración: 66 min)


30
UNIDOS Naturales
Creamos nuestro Uruguay 100% orgánico
Portada Actualidades ¿Viva la patria? - La corta del monte nativo en Uruguay, un ejemplo en las Sierras de Aigua Sobre nosotros Radiodifusión "Nació nuestro futuro" "Como crear nuestra propia realidad" Plantar y Cambiar La red de semillas orgánicas de UNIDOS Naturales AISOU - Album de Intercambio de Semillas Orgánicas Uruguay La inteligencia del campesino La Huerta de Sol y Mar Gallinas felices en Fray Bentos Estación experimental "El Recoveco" Bosque comestible "ISLA VERDE" Terapia Homa La semilla que plantamos Movilización popular para recuperar la vida saludable en Uruguay Acción "Uruguay Libre de Venenos" Educación Viva Documental - Otra Educación Escuela Camino al Sol, Paysandu Caballos de luz, Sierra de Rocha La liberación del agua Primera fuente pública y gratuita de agua vital, sana y controlada PRIMER ESTUDIO CIENTÍFICO CIUDADANO SOBRE LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA POTABLE (?) DE OSE EN MONTEVIDEO CON AGROQUÍMICOS Comentarios sobre nuestro estudio del agua Tíbet, Aiguá, Uruguay Tíbet - el alma de UNIDOS Naturales (Español) Tíbet - the soul of UNIDOS Naturales (English) Espacio Experimental Alternativo Tíbet Fotogaleria de eventos realizados en Tíbet Tíbet - como llegar Eventos Eventos próximos La memoria de UNIDOS Naturales Somos UNO - El pulso de la tierra Multimedia Vídeos en nuestro canal de youtube Vídeos de UNIDOS Naturales en facebook Musica de UNIDOS Naturales Fotos Difusión para bajar Nos Unimos Lista permanente por un Uruguay 100% orgánico Testimonios por un Uruguay 100% orgánico Publicaciones Sobre el mundo natural Mensajes de Carlos Documentos útiles Respaldos Legales Links por la causa Opinión Comentarios de UNIDOS Naturales Columnas UNIDOS Naturales se presenta Luis Nuñez - un cantautor por la causa Danilo Oribe - un campeón mundial por la causa Nuestros Principios Conciencia Economica Contactenos Nuestros Boletines Agradecimiento
Hoy en día es un error instrumentalizado pensar que la salud se puede "comprar" ..... la salud es la expresión de nuestra relación con la NATURALEZA - con nosotros mismos.

Transformación de la conciencia:

UNIDOS NATURALES



Columnas de Peter Johann Abmayr Kranzfelder

LAS FRUTILLAS Y LA ÉTICA

Hoy, primero de noviembre del 2016, esperando el anunciado ciclón extratropical acá en el Espacio Experimental Alternativo Tibet, Aiguá, cosechábamos estas frutillas preciosas en las 2 canteras plantadas con variedades antiguas y apreciados por nosotros por sus reconocidos sabores extraordinarias con gusto “frutilla dulce” (en diferencia a las variedades comerciales “frutilla plástica”).

La cosecha de estas 207 frutillas, entre pequeñas y lindas (grandes no había ni una), nos demoró 30 minutos, ya que también saqueábamos un poco yuyo mientras recolectábamos. A estas 30 minutos se suman aprox. 30 minutos más de tiempo cultivo: plantando, abonando, cuidando, etc. a lo largo del año. Sin contar el tiempo y costo que nos llevó para “proteger” nuestras frutillas de los depredadores naturales, como acá son los lagartos, los pájaros, los pavos de monte, las gallinas, los gansos, las ovejas, las cabras, las vacas y los caballos.
 


La limpieza demoró 15 minutos, con el resultado de obtener 820 gramos de frutillas puras y limpias.
 


Ahora las mezclábamos con 2 cucharadas de miel (proveniente de nuestras abejas; por generosidad no contamos el tiempo que llevó la producción de estas 2 cucharadas de miel (ni el que llevó a las abejas ni el que llevó a nosotros)).
 


Finalmente haciendo el puré fue la tarea más rápida, unos 5 minutos con una tenedora (en ausencia de luz para una liquadora).
Pronto – se puede imaginar que el tiempo que nos llevó a comer es imposible de contar, ya que un minuto comiendo esta delicatessen completamente orgánica vale lo mismo que la eternidad del cosmos en evolución.
 


Pues bien, sumamos: 30 más 30 más 15 más 5 son 80 minutos.
El precio promedio de un kilogramo de frutillas convencionales está alrededor de los 90 pesos. Suponemos que, limpiando este kg de frutillas convencionales, obtenemos también unos 820 gramos aprox., el “valor” materialista producido por nosotros en 80 minutos es de 90 pesos.

Redondeando, esto significa una “ganancia” de 66 pesos por hora, libre de impuestos, la cual se convirtió al inmediato en una satisfacción estomacal irrevocable. 

¿Es un lujo poder dedicarse 80 minutos en la producción de un plato de pureé de frutillas? ¿O es sumamente anticapitalista pensando que en estos 80 minutos se habría podido “ganar” fácilmente lo doble o mucho más para poder comprarse cualquier cantidad de “frutillas plásticas”?

Justamente esto es el “pensamiento corazón” del actual “mundo moderno”: si “YO”, por ejemplo, puedo ganar como profesional 50 US$ por hora no puedo cocinar y limpiar mi casa, por qué a la mujer de limpieza pago solamente 5 US$ por hora. Menos puedo cultivar mi propia comida, por qué “pierdo una fortuna” todos los días en no poder ganar los 50 US$ por 8 horas o más, cuando la comida chatarra vale unos pocos dólares.

El problema es la de–responsabilidad del trabajo y de la producción en general. Cuando yo gana 50 por hora y pretendo que puedo comprar frutillas, como por ejemplo las de Tíbet, por un valor tiempo-costo-producción de 2 por hora, necesito “esclavos” que no tienen otro remedio para sobrevivir que trabajar para estos 2 por hora. Por esto ya hace siglos que se capitalizó la tierra: para que las sin-tierra dan una mano de obra barata.

Esto es, libre de cualquier ideología y muy simplificado por supuesto, la ÉTICA que rige casí todo el mundo. Las consecuencias son lógicas: los “esclavos” buscan formas de producción que aumentan la productividad (en el sector del agro por ejemplo usando fertilizantes químicos, insecticidas, pesticidas, transgénicos, variedades comerciales, y un largo etc.), sin sintiéndose responsable por la destrucción que esta forma de agri-anti-cultura genera. La cálidad se sustituye por la cantidad, el valor energético del producto se sustituye por su valor comerciable, la responsabilidad se somete a la rentabilidad.

Esto es solamente posible por qué la ética está invisible en nuestros platos. Por ejemplo comiendo un pollo él no nos muestra sus niveles de hormonas, remedios y químicos que lograron que crezca en 45 días de 0 al punto gordo.

¿Qué ética permite que Finlandia prohíbe la producción ultra-contaminante de celulosa en su territorio, pero la practica en Uruguay? ¿Pretendo a mantener mi casa limpia pero no me importa a envenenar el jardín del vecino? ¿Prohíbo el uso de atracina en Suiza pero soy feliz que el mayor productor mundial de atracina en el mundo es una empresa …. suiza (Syngenta, con una ganancia que supera los 1000 millones por año)? ¿Para mi las ganancias y para usted los problemas? ¿Prohibimos trabajo infantil en Uruguay pero permitimos la compra de miles de productos en asía, sabiendo que ellos sí producen con “trabajo infantil esclavizado”? ¿Están funcionando bien nuestras neuronas?

Aún se mantiene viva la ilusión del egoísmo. Cierto es que los daños que causo al otro inevitablemente vuelven también a mi. Ley Universal, por qué somos todos UNO.

Sin ética se logró el caos actual, con ética se logró el pureé de frutillas “a la Tíbetano”.




UNIDOS NATURALES - ES HORA DE SER INTELIGENTE

Frente la indiscriminada destrucción de nuestros recursos naturales, es una llamada a la responsabilidad civil de enfrentarse a todos los niveles, con las causas del irrespetuoso comportamiento social y económico. Los derechos de la naturaleza, aun establecido en la constitución y en varias leyes, se pisan sin vergüenza con pies embarrados en el pantano del neo-liberalismo. Ya ahora no existe más agua potable sin residuos de agrotóxicos en Uruguay, al igual como la comida. La costumbre de que el agua acá siempre fue pura, generó una confianza sin necesidad de actuación. Obviamente esta indiferencia favoreció a los responsables de tolerar algo que la naturaleza misma no puede tolerar.

Todos tenemos bien claro: si queremos sobrevivir como sociedad humana hay que volver a lo que hizo crecer a la humanidad en los últimos decenas de miles de años; dicho es la agricultura natural, o hoy en día mejor conocida como agricultura orgánica. El uso de venenos en la agricultura es la prueba del fracaso en el arte de cultivar comida sana. Los circuitos de la cadena alimentaria no están más cerrados, pero viciosos. El argumento de la mafia industrial que no se podría producir bastante alimentos en forma orgánica para 7 mil millones de habitantes en el mundo, está ampliamente refutado por una cantidad de estudios, científicos y prácticos. A revés: investigaciones comprueben de que la producción en campos plantados con transgénicos y agrotóxicos, es entre 6% y 8% inferior a los plantados en forma orgánica.

Sumando los costos adicionales que tiene la plantación de soja transgénica, como la absoluta pérdida de biodiversidad (¿cuánto vale, por ejemplo, la extinción de una especie de escarabajo endémico de una zona hoy fumigado por todo tipo de insecticidas y herbicidas?) y la baja de la fertilidad del suelo alrededor de un 3% por año (no incluyendo las emisiones altísimas de gases con efecto invernadero,¡ porque se necesita entre 5 y 10 unidades energéticas en forma de energía primaria, para producir solamente una unidad energética comestible! ) la sociedad empobrece. Tradicionalmente la agricultura estuve un productor de energía primaria, hoy en día es un consumidor.
Unos pocos productores están ganando lo que nosotros perdemos en calidad de vida. Ellos se creen tener derechos que no lo tienen. ¿Democracia? Seguro, si 3 millones 245 mil habitantes del territorio nacional no son capazes de defenderse frente a un grupito de productores y políticos irresponsables, cuales demás actúan ilegal, es una colectiva falta de coraje y capacidad.

Es por ahí que empieza UNIDOS Naturales.

Consideramos que el hambre es un problema global, como también lo será el agotamiento del agua potable o el hecho de morir envenenados, y que, por consiguiente, la solución debe ser global, no de una comunidad de activistas. Que sí las derechas y las izquierdas no cooperan, esto se acabó. Si los gobiernos, sin importar su orientación político partidista, no cooperan, esto no tendrá solución. No sólo porque el problema es global, sino porque ningún gobierno está dispuesto a solucionarlo. Por eso declaramos que no es la ideología política la que lo resolverá, sino la infinita comprensión humana que dará este importante salto evolutivo. UNIDOS Naturales, libre de ideologías partidarias, alcanzará esa infinita comprensión humana para transformar la necesidad en una nueva realidad. Pretendemos que Uruguay sea el primer país del mundo con una producción alimentaria 100% orgánica.

Esta solución integral recuperará el estado natural del agua y de la comida, y permitirá a su vez, una nueva conexión con la raíz de nuestra existencia, que está basada en la sabiduría indígena, respetando los derechos de la madre tierra con todos sus seres cuidándola para las generaciones que vienen. Declaramos explícitamente que esta transformación se realizará absolutamente de forma pacífica. Buscamos que la tecnología no se use para destruir la naturaleza, sino exclusivamente para desarrollar alternativas que puedan sustituir las materias inorgánicas con reproductivas y lograr una independencia energética, mano a mano practicando una verdadera autonomía del estado Uruguayo. No se podrá separar lo que es de nadie y a la vez de todos, porque estamos UNIDOS en la Naturaleza.

Como productor orgánico responsable estoy consciente de que si no empezamos de defendernos juntos, en pocos años no será más posible de producir alimentos sanos en forma natural aun en el campo más remoto del país. Mega-fracking, Mega-minería, Mega-forestación, Mega-transgénicos, Mega-tóxicos, Mega-papeleras, Mega-puerto, Mega-parque eólicos, Mega-corrupción, Mega-engaño de Uruguay natural.

Sin presentar una alternativa económicamente, social y medio ambiental irresistible faltaría la legitimación de la protesta. Hay que tomar responsabilidad política para poder cambiar. El lema “Uruguay 100% orgánico” permite a solucionar una cantidad de problemas automáticamente. Vamos a crear una verdadera identidad Uruguaya natural y demostrar una vez más al mundo que somos un país de vanguardia y uno de los más civilizados de todos.

Empezamos de dar pelea política al capital hoy, que todavía hay alguna gente sana, inteligente y fuerte. Cuando todos tenemos cáncer ya no peleamos más.



LAS VERDADERAS VENTAJAS DE ARATIRÍ

Cómo ciudadano responsable y persona con plena confianza en la buena voluntad de nuestros queridos aprovechadores de la posibilidad de gobernar oficialmente con leyes inconstitucionales, me siento obligado a buscar el lado positivo de un emprendimiento irracional. Y, con un poco de fantasía, no es difícil encontrar varias ventajas que traería el proyecto Aratirí.

- Envenenar los recursos hídricos de todos (acuífero guaraní) sería gratuito, no sería más necesario tirar 100 millones de litros de agrotóxicos todos los años para matar paulatinamente toda la vida Uruguaya. Eso ahorraría enormes costos y optimizaría las ganancias del patrón del genocidio.

- Asimismo, para enterrar las víctimas del genocidio, el hueco ya estaría hecho y la disminución de la población, causado por la megaminería, no habría ningún costo adicional para la restante sociedad.

- Terminaría con las molestias de cruceras, ñandúes, tatúes y muchas plagas autóctonas más, en 50 mil hectáreas. Quedaría estéril el campo, hasta la tierra sucia se descartaría, y dejaría la piedra limpia y pura.

- La instalación de una “reserva privada de vida” se complementaría gratuitamente con el objetivo de despoblar el campo y llenar los barrios pobres de las ciudades con mano de obra barata, bien esclavizados.

- Los cráteres que no se usaran para enterrar los muertos, servirían perfectamente como reserva de agua ya envenenada, que se puede usar en cualquier emergencia, en caso que apareciera una gota de agua pura y sana en el suministro de agua potable, causado por corrupción de los políticos responsables por el envenenamiento de la población no adaptada a los químicos.

- Las detonaciones de miles de toneladas de explosivos, igualmente gratuitos para el gobierno, servirían para amenazar y asustar cualquier intento de la hermandad blanca que intentara intervenir con rayos de luz. El polvo, generado por las mismas detonaciones, crearía el perfecto ámbito místico para la glorificación de los héroes del desarrollo, del progreso y del aumento de la dependencia alimentaria en esta guerra silenciosa.

- El consumo de 200 mil litros de gasoil por día de parte de Aratirí , ayudaría a aumentar a las ganancias de la industria petrolera y establecería así la base de una convivencia en paz y explotación unilateral con nuestros hermanos de los países árabes

- Si bien todos los parques eólicos existentes y proyectados en Uruguay no podrían abastecer el consumo de energía eléctrica de Aratirí (un tercio del actual consumo nacional), la destrucción del Cerro Catedral ayudaría en la diversificación de la matriz productiva, terminando con la ilusión del Uruguay Natural y enfocando a un país donde “todo es posible, salvo la protección de los recursos naturales”.

- Los gauchos de la zona tendrían la excepcional posibilidad de aprender a manejar 2000 caballos a la vez. 150 puestos de trabajo nuevos y 500 puestos de trabajo destruidos – muchas vacaciones para mucha gente pobre – corazón de la humildad, ¿acaso se quiere más?

Se podría, fácilmente, continuar la lista de ventajas, nada es imposible. En Punta del Este hace 100 años también había monte indígena y vida autóctona – hoy tenemos los excesos de una sociedad exenta de respeto y responsabilidad por algo que nosotros mismo somos: naturaleza. Todavía parece difícil imaginarse un profundo cambio en la actitud de nuestro conjunto social – sí los hay a nivel individual, cada vez más. Determinamos lo que queremos: seguramente algo nuevo, de acuerdo con una consciencia re-naturalizada.



UN MEGANEGOCIO CON LA CANNABIS SATIVA

Una planta linda de la marihuana da más o menos para una persona con uso normal de fumo para un año. ¿Cuantos Uruguayos fuman marihuana? Digamos 10% de la población, ergo 340 mil, para redondear decimos 400 mil. Capaz la mitad planta lo que fuma, quedan 200 mil. En una hectárea crecen por lo menos 20 mil plantas de Cannabis maravillosamente. Ergo: con 10 ha plantación de Cannabis se puede autoabastecer completamente el consumo de todo el Uruguay. ¿Vale la pena una ley para 10 ha? Claro que no!

De una planta linda se puede fácilmente extraer marihuana de un valor final en el mercado (lo que pagan los consumidores) de 300 dólares. Por 20 mil plantas, da un valor agregado de 6 millones de dólares por hectárea. Rinde un poco más que la soja.
Plantando solamente mil hectáreas se produce un valor de 6 mil millones de dólares por año, y adicionalmente se puede testar el experimento transgénico. Sacamos los 60 millones aprox. que quedan en Uruguay, los 5.940 mil millones son un buen negocio, es un poquito más que se gana sobre mil ha de soja (aprox. de 100 a 200 mil dólares/ha).

Conclusión: Todo lo que se va plantará más que lo 10 ha en Uruguay, es producción legal para el narcotráfico, un supernegocio basado sobre el fraude declarando la Cannabis como droga en 1937 (marihuana tax-act). Esto es inteligencia económica! Ahora sería importante saber cuánto quieren plantar.

Es fatal: Uruguay va producir legalmente "drogas" para todo Sudamérica. Con este negocio se podría terminar muy fácil: declarando la marihuana como medicina y anulando que es una droga, libre para plantar - significaría que bajarían drásticamente los precios, y se terminaría el gran negocio, y además bajaría el consumo también. ¿Cuánto plata se van a ganar ellos por una decisión política?